Casa tomada – Un cuento de Cortázar by Santiago Acuña

Como en un juego de espejos hoy aparece este artículo de Santiago Acuña en MasticadoresUSA y en MasticadoresEspaña la Casa Tomada interpretación de j. re crivello

Imagen de la Casa tomada hecha por Cortazar

Es uno de los cuentos del volumen que lleva al nombre de Bestiario y que fue escrito por el flamante escritor argentino Julio Cortázar. Este cuento fue publicado en 1947 en la revista dirigida por Luis Borges (Los Anales de Buenos Aires) y luego fue plasmado en el volumen Bestiario que se publicó en 1951  (primer libro de Cortázar).

Narra la historia de dos hermanos que viven en una casa antigua y espaciosa, en la cual, a ellos les gustaba que fuera de esa manera, por ende se quedaban dentro de ella y sin la necesidad de salir afuera.

Uno de los hermanos es el protagonista y es quien relata al cuento y la otra hermana era una mujer llamada Irene. El primero se entretenía con la literatura francesa ya que era uno de sus pasiones y la segunda tejía de manera muy tranquila, como matando el tiempo.

Además de que a estos dos hermanos les gustaba la casa por espaciosa y antigua, tenía muchos recuerdos familiares. Ésta fue heredada por ellos, además y paralelamente, tenían campo en el cual de allí provenía su dinero y esto hacía que ellos no trabajen ni si quiera tener necesidad de salir de su casa.

El protagonista y su hermana Irene realizan las tareas limpieza que conlleva la propia casa de una manera mutua y cooperativa. En cambio de una relación de hermanos, más bien parecía una relación de una pareja crecida.

La trama de este cuento comienza cuando estos dos hermanos van siendo expulsados, poco a poco, de la casa por una causa de algo desconocido “externo” que se va apoderando de la misma. Pero cuando esta es tomada completamente, los hermanos indefectiblemente tienen que salirse de la casa, lo cual llevan consigo al salir un reloj y la llave de la misma para tírala por la rejilla de una cloaca y no volver más.

Los hermanos en realidad no quieren deshabitar la casa porque en ella se sentían cómodos ya que les gustaba su espaciosidad. Ambos actúan como si en el mundo exterior no sucedieran eventos desafortunados. Los dos tienen un carácter de despreocupación ante el mundo, como si supieran que todo lo que hace al mundo está controlado y nada ni nadie los va a afectar, es decir, el comportamiento de ellos es muy estático, porque ninguno hace algo como para salir de su zona de confort.

Cortázar hace una serie de descripciones breves de todos los elementos que se encuentran en la “casa tomada”. Su mayor énfasis es dar a conocer los murmullos que escuchan los hermanos continuamente en su hogar. Por lo general, estos susurros en “casa tomada” se deben al levantar la silla de su lugar o en su defecto, arrastrarla hasta el otro extremo de la casa. En la medida que avanza la novela fantástica, los ruidos y murmullos se hacen cada vez mayor.

Cuando los murmullos invaden la casa por completo, los hermanos se vieron en la necesidad de deshacerse de aquellos objetos poseídos por los susurros. Nada de ello resultó, porque el bullicio se concentró en otro objeto diferente y así hicieron hasta quedar sin la mayoría de sus pertenencias personales. El narrador e Irene salieron de la Casa tomada, lanzando las llaves por el alcantarillado, con la finalidad que ningún invasor lograse entrar a la fachada.

En “casa tomada” en ningún momento se explica la procedencia de esos murmullos que perturbaron la vida y la tranquilidad de los hermanos. Lo único que esclarece el cuento, es la facilidad con que los personajes cedieron sus objetos e incluso de la propia casa, al sentirse invadidos por una naturaleza desconocida que no pudieron comprender. Un elemento importante en este texto es la resignación, la única alternativa para sus personajes fue abandonar el hogar donde siempre vivieron.

La casa es uno de los elementos principales del cuento, ya que tiene la facultad de guardar recuerdos. Además, en el cuento se hace referencia a la casa como “ella”, cuando dice que “era ella la que no nos dejó casarnos.” La toma de la casa define a los personajes, Irene y el narrador, pero también define a la casa en sí.

Este cuento de Cortázar ha sido objeto de varios estudios e interpretaciones. Julio Cortázar basó éste cuento en una casa de la ciudad de Chivilcoy, sobre las calles Suipacha y Necochea (Argentina). Sin dudas, una de las obras más solemnes e importantes en la cual da gusto pasar por ella ya que tiene el toque fantástico de las narraciones cortazarianas, es decir, comienza sus guiones con un mero realismo y de a poco va introduciendo esa distorsión de lo natural.

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s